Alberto

Tengo 51 años, estoy casado con Paulina hace 26 años, tenemos una hija y un hijo.

Soy el mayor de 10 hermanos, así que aprendí desde pequeño que hay que ponerse de acuerdo para que la casa común funcione, eso ha marcado no sólo mi vida, sino también mi actuar en el servicio público.

Mientras estaba en el colegio y en la universidad me tocó vivir una época de mucha efervescencia social y política, por eso me la jugué en el centro de alumnos del colegio, primero, y después como Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica.

Integré el Consejo Nacional de Superación de la Pobreza, donde colaboré a implementar el “Servicio País”, convencido que los y las jóvenes profesionales tienen que poner lo que han aprendido a disposición de quienes han tenido menos oportunidades, compartiendo su vida, para conocer las distintas realidades de nuestra sociedad.

Posteriormente, me desempeñé como Director del Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC), donde impulsé la Ley del Consumidor, convencido que hay que defender a los y las ciudadanas de los abusos e injusticias de las empresas.

Fui a Alcalde de Maipú entre los años 2004 y 2012, ahí experimenté que la política no se hace desde un escritorio, sino desde la calle con la gente. Durante ese período realicé más de 500 “caminatas barriales”, es decir, íbamos con parte del staff municipal a recorrer a pie distintos sectores, de modo de poder conocer de primera mano las necesidades de las y los vecinos, para desde ahí implementar las soluciones. Con orgullo puedo decir que en ese tiempo Maipú fue la comuna del gran Santiago que más subió en el ranking de calidad de vida. De esa época, nunca olvido dos grandes logros como son el metro y el hospital, que eran deseos muy anhelados por la comunidad, creo que no sólo porque eran necesarios, sino también porque representan dignidad.

Luego, durante el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, ejercí por cuatro años como Ministro de Obras Públicas. Como Ministro pude recorrer el país, visité 191 comunas, incluyendo las 54 capitales provinciales de Chile, siempre dando espacio para conversar con los habitantes de cada sector, pues soy un convencido que los grandes y también los pequeños proyectos no se pueden hacer sin participación ciudadana. Por eso, el plan de Obras Públicas que hicimos se realizó con más de 10 mil participaciones de representantes de distintos estamentos de la sociedad.

Hoy quiero seguir escuchando a la gente para juntos codo a codo construir un mejor país.

Acompáñanos en este desafío!

Alberto

Comparte: